Bélgica se sumó a Holanda para respaldar la creación de un fondo internacional para financiar acceso a control natal, aborto y educación para mujeres en países en desarrollo, en un intento por compensar la prohibición del presidente estadounidense Donald Trump a que Estados Unidos financie esos programas.

Alexander De Croo, ministro belga de Comercio Exterior y Desarrollo, dijo que apoya totalmente la iniciativa de su homólogo holandés para establecer un fondo internacional para abortos seguros. De Croo dijo el miércoles que "esta decisión de la Casa Blanca tiene impacto inmediato en las vidas de millones de niñas y mujeres en naciones en desarrollo".

El memorándum ejecutivo de Trump firmado el lunes reinstituye una prohibición a que Estados Unidos financie grupos internacionales que realizan abortos o incluso a aquellos que proporcionen información sobre abortos.