El presidente cubano Raúl Castro manifestó el miércoles la disposición de su gobierno de continuar las negociaciones bilaterales con la nueva administración de Estados Unidos, sin hacer concesiones a su soberanía.

"Cuba y los Estados Unidos pueden cooperar y convivir civilizadamente", dijo Castro en un discurso en la quinta Cumbre de los Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que concluye el miércoles en el centro turístico dominicano de Bávaro.

Ratificó su voluntad de avanzar en la negoción de temas bilaterales con el gobierno Trump, "pero no se debe esperar que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia".

Trump, que se juramentó como jefe de la Casa Blanca el 20 de enero, ha criticado a su antecesor Barack Obama por emprender medidas conciliatorias con Cuba y restablecer relaciones diplomáticas.

El nuevo mandatario estadounidense no ha precisado cuál será su política hacia la isla.

Castro destacó que el embargo comercial que aún mantiene Estados Unidos contra Cuba "provoca considerables privaciones y daños humanos que lesionan gravemente nuestra economía y dificulta el desarrollo".

Los mandatarios que asisten a la quinta cumbre de la CELAC suscribirán resoluciones para rechazar el embargo comercial contra Cuba y para demandar que Estados Unidos le devuelva a la isla la bahía de Guantánamo.