Un enorme cráter se abrió frente a dos casas en un suburbio de Filadelfia y está a punto de tragarse una camioneta pickup, informaron las autoridades el miércoles.

Cuadrillas de mantenimiento investigaban el boquete abierto en el poblado de Glenside. El hueco es de unos 6 metros (20 pies) de profundidad y al parecer se abrió durante la madrugada.

Un árbol parecía tumbado, inclinándose hacia el hueco pero al mismo tiempo frenando la caída de la camioneta. El cráter se tragó parte de la acera y de la calle justo enfrente de las dos casas.

Las autoridades dicen que nadie resultó lastimado y que no había una causa obvia que provocara el derrumbe.

Periodistas en el lugar reportaron que dos familias fueron evacuadas del lugar.