La policía de Bélgica detuvo a siete personas el miércoles en redadas antiterroristas en la zona de Bruselas. La operación está relacionada con una investigación sobre el posible regreso de combatientes desde Siria.

Los arrestos se produjeron en ocho registros al amanecer, dijo la oficina del fiscal del estado, que destacó que la pesquisa no está vinculada a los ataques extremistas registrados en Bruselas y París en los últimos dos años.

Un juez decidirá más tarde si los siete quedarán detenidos o en libertad.

Las autoridades belgas están en su nivel máximo de alerta desde los ataques suicidas en el aeropuerto y el metro de Bruselas el 22 de marzo de 2016, que causaron 32 fallecidos.