La campaña del candidato del conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, afrontó su primer obstáculo el miércoles con la publicación de que su esposa cobró unos 500.000 euros (más de 535.000 dólares) de fondos parlamentarios.

Según reportó el miércoles la revista semanal Le Canard Enchaine, Penelope Fillon, ganó ese dinero durante sus ocho años como asistente parlamentaria de su esposo en su etapa como legislador.

La revista, que dijo haber tenido acceso a las nóminas de Penelope Fillon, la esposa del candidato estuvo a sueldo de su marido entre 1998 y 2002, cuando él era legislador en su región nativa de Sarthe.

Le Canard Enchaine señaló que el candidato volvió a contratarla durante al menos seis meses en 2012 después de ser elegido como legislador de París.

En Francia es legal que los legisladores contraten a sus familiares siempre y cuando el empleo sea real. Fillon, que ha hecho hincapié en la transparencia durante su campaña, negó cualquier mala práctica.

Fillon, ex primer ministro del país, es el candidato presidencial del partido Los Republicanos. Las encuestas sugieren que él y la aspirante de ultraderecha Marine Le Pen pasarán al balotaje de los comicios que se celebrarán a mediados de año.

Durante un viaje a la ciudad de Burdeos, en el suroeste de Francia, el candidato criticó el artículo y acusó al periódico de adoptar un punto de vista misógino.

"Puedo ver que abren fuego con bombas fétidas", dijo Fillon. "No haré ningún comentario porque no hay nada sobre lo que comentar. Pero me indigna el desprecio y la misoginia de este artículo. ¿Sólo porque es mi esposa no debe tener derecho a trabajar? ¿Pueden imaginarse a un político diciendo, como hizo este artículo, que lo único que puede hacer una mujer es mermelada? Todas las feministas gritarían".

El portavoz de Fillon, Philippe Vigier, insistió en que las labores de Penelope Fillon no fueron ficticias.