El embajador de la Unión Europea en China celebró el miércoles el apoyo del gigante asiático al libre comercio, y pidió a Beijing que reduzca las barreras de su mercado, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometiera restringir las importaciones.

Es demasiado pronto para saber cómo podría afectar el rechazo de Trump a un pacto comercial en Asia, el Acuerdo Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), a los planes de alcanzar un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y la UE.

Las declaraciones de Schweisgut reflejaban las amplias repercusiones que podrían tener las promesas de Trump de hacer cambios en el comercio y la política exterior de Estados Unidos.

Schweisgut señaló que Europa recibe de forma positiva la defensa del libre comercio que hizo la semana pasada en un discurso el presidente de China, Xi Jinping. Pero el embajador indicó que China aún no tiene un "campo de juego igualado" para las empresas extranjeras. Europa confía en que se tomen "medidas concretas" para abrir el mercado chino.