Toyota anunció que llamó a revisión 79.000 camionetas pickup Tundra en Estados Unidos, Canadá y Centroamérica para hacerles el cambio necesario porque podría romperse el escalón en los parachoques traseros.

La medida abarca las unidades de modelos 2016 y 2017.

Todas las camionetas tienen escalones y soportes de refuerzo en los paragolpes fabricados de resina.

Toyota dijo que si esa parte de la camioneta se recarga contra algo podría dañarse el escalón y romperse cuando se suba una persona, lo que aumenta el riesgo de una lesión.

Los concesionarios sustituirán los soportes reforzados de resina por otros nuevos fabricados de acero.

Toyota avisará de la medida a los dueños de las unidades en una carta a partir de mediados de febrero.