En una época de noticias falsas y "hechos alternativos", el papa Francisco le pidió el martes a la prensa que no solamente diga la verdad, sino que reporte noticias buenas.

En su mensaje por el día anual de comunicaciones de la iglesia católica, Francisco llamó a los periodistas a contar historias positivas que generen esperanza y no concentrarse tanto en malas noticias y escándalos.

Subrayó que no les estaba pidiendo a los periodistas que "ignoren la tragedia del sufrimiento humano ni se desentiendan ingenuamente de la maldad. Pero dijo que el martilleo constante de noticias negativas puede llevar a apatía y resignación.

Francisco tiene relaciones tensas con la prensa en su natal Argentina y ha criticad en numerosas ocasiones a la los medios.

Ha usado también a esos medios, especialmente católicos e italianos, para difundir sus mensajes.