Fiscales panameños formularon cargos por blanqueo de capitales a 17 personas en una investigación relacionada con pagos de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en la nación centroamericana.

La fiscal general Kenia Porcell informó el martes que los imputados también fueron llamados a rendir indagatoria.

La medida tiene lugar a raíz de las pesquisas que iniciaron fiscales anticorrupción en marzo del 2016 después de que Suiza solicitara a Panamá asistencia judicial para investigaciones que impulsa el país europeo de cuentas bancarias vinculadas a Odebrecht.

Porcell señaló que entre los acusados figuran ocho empresarios panameños y cinco extranjeros, tres exfuncionarios y un oficial de la banca privada, cuyos nombres no reveló. "Se trata de información reservada porque es de procesos penales", sostuvo.

Las autoridades panameñas llevan dos investigaciones apartes con Brasil y Estados Unidos.

El Departamento de Justicia estadounidense informó semanas atrás que la constructora aceptó haber pagado sobornos multimillonarios en varios países latinoamericanos y de África para hacerse de numerosas licitaciones y contratos públicos.

De acuerdo con esos informes, la empresa —que se convirtió en el mayor contratista del Estado panameño con obras por más de 9.000 millones de dólares en los últimos 12 años— pagó más de 59 millones de dólares en sobornos en Panamá entre 2010 y 2014 durante el gobierno del presidente Ricardo Martinelli.

El gobierno del presidente Juan Carlos Varela, que ha firmado contratos con Odebrecht por más de 2.000 millones de dólares pese a los escándalos de corrupción en torno a la empresa, anunció recientemente que buscaría frenar la operación de esa constructora en futuras licitaciones, aunque no le cerró las puertas del todo.

Odebrecht se comprometió a pagar 59 millones de dólares a Panamá como consecuencia del escándalo.