Un hombre fue condenado a prisión el martes bajo la ley antinazi por difundir canciones grabadas con títulos tales como "Adolf Hitler vive" y ostentar tatuajes nazis.

Austria prohíbe la apología o difusión de la ideología nazi. El hombre de 38 años fue condenado a 33 meses de prisión.

El hombre, quien negó haber cometido crimen alguno, dijo que su ideología refleja su "respaldo a mi país".

El reo no fue identificado bajo las leyes de protección de la intimidad.

Entre las canciones que vendía había una sobre el ministro de propaganda de Hitler, titulada "Goebbels para todos", y otra que elogiaba un campo de exterminio con la música de una conocida canción infantil.

Sus tatuajes incluyen retratos de secuaces de Hitler y un hombre que hace el saludo nazi.