Las autoridades de aviación en Brasil que investigan la caída de una avioneta en el que murió un juez de la Corte Suprema dicen que un análisis preliminar de la caja negra de la aeronave no detectó indicios de problemas mecánicos.

El juez Teori Zavascki y otras cuatro personas murieron el jueves cuando la avioneta en que viajaban se estrelló en el mar frente a la ciudad de Paraty.

El magistrado de 68 años supervisaba una importante sección de la pesquisa de corrupción que involucra a políticos y empresarios. Ese prominente papel generó temores de que su muerte no fue accidental.

En una declaración el martes, funcionarios de aviación dijeron que analizaron las conversaciones en la cabina y los sonidos del avión. La declaración no dio más detalles.

La investigación prosigue.