Un día después de desmayarse cuando pronunciaba su informe de gobierno ante el Congreso estatal, el gobernador de Minnesota Mark Dayton dijo el martes que se le diagnosticó cáncer de próstata pero añadió que concluirá los dos años que le quedan a su término.

El demócrata, de 69 años, dijo que iría a la Clínica Mayo en Rochester el martes por la tarde para tratar de determinar por qué se desmayó. Regresará a la clínica la semana próxima para discutir opciones de tratamiento para el cáncer.

Dayton comenzó a perder el sentido y se golpeó en la cabeza en el podio desde donde daba su mensaje ante la legislatura, el lunes. Parecía estar consciente cuando caminó con ayuda a un cuarto trasero y luego salió por sus propios medios del Capitolio.

La secretaria de la gobernación, Jaime Tincher, dijo que Dayton se recuperó rápidamente y se fue a su casa donde lo esperaban su hijo y su nieto después de someterse a un análisis médico de rutina. Añadió que Dayton regresaría el martes al capitolio para un evento previsto en el que presentaría un proyecto presupuestal.

El episodio del lunes por la noche generó interrogantes sobre la salud de Dayton, quien cumple 70 años el jueves. Durante sus últimos dos años en funciones —ya que no aspira a la reelección— tendrá que vérselas con una legislatura controlada por los republicanos.

Dayton fue hospitalizado en febrero de 2016 después de sufrir un desmayo en un evento en una sala calurosa y atestada de gente. Pasó un día en el hospital y luego dijo que lo trataron por deshidratación.

El lunes, el gobernador se desmayó cuando exponía el alegato inicial en una batalla inminente con los republicanos en torno a una propuesta de sistema optativo de salud pública para todos los habitantes de Minnesota.