Las autoridades indonesias investigaban el martes acusaciones de contrabando de armas contra docenas de sus policías en Sudán, donde formaban parte de una misión de paz.

El gobierno estatal de Darfur del Norte detuvo a varios policías indonesios en el aeropuerto de El-Fasher, según informaron el viernes medios sudaneses, por sospechas de que intentaban sacar de contrabando en su equipaje 29 Kalashnikov y unas 70 armas de otra clase.

El portavoz del Ministerio indonesio de Exteriores, Armanatha Nasir, dijo el martes que la información preliminar que habían recibido las autoridades apuntaba a que el equipaje no pertenecía al equipo indonesio de policía y que Naciones Unidas está investigando el caso.

Otro equipo indonesio de policía saldrá hacia la capital de Sudán, Jartum, para tratar de aclarar la situación.

Indonesia desplegó 140 agentes la semana pasada para sumarse a una misión de Naciones Unidas en Sudán para reemplazar al grupo saliente.