La Corte Suprema de Delaware reimpuso el fallo judicial contra un hombre sentenciado a muerte por matar a dos personas hace más de 20 años.

El tribunal dijo en una decisión anunciada a fines de la semana pasada que un tribunal inferior se había equivocado al revocar los fallos contra Luis Reyes. La corte determinó que los fallos sigan vigentes y ordenó que Reyes sea sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, ahora que la pena de muerte ha sido declarada anticonstitucional en Delaware.

La instancia anterior había cuestionado la legalidad y la imparcialidad del proceso contra Reyes realizado hace un año.

Reyes y otro acusado, Luis Cabrera Jr., fueron sentenciados a muerte en el 2002 por los asesinatos de Brandon Saunders y Vaughn Rowe en Wilmington.

El mismo juez anuló la pena de muerte dictada contra Cabrera en el 2015 pero mantuvo en pie el fallo culpatorio.