El senador republicano Marco Rubio anunció el lunes que votará a favor del designado por el presidente Donald Trump para secretario de Estado, a pesar de sus reservas con respecto al ex jefe de la petrolera Exxon Mobil, con lo que evitó contrariar al flamante mandatario estadounidense.

En un comunicado publicado en Facebook, el senador derrotado por Trump en las primarias republicanas el año pasado dijo que lo perturbaba la negativa de Rex Tillerson a reconocer que el presidente ruso Vladimir Putin cometió crímenes de guerra en Siria.

"A pesar de su gran experiencia en Rusia y su relación personal con muchos de sus líderes, (Tillerson) dijo que no tenía suficiente información para determinar si Putin y sus secuaces fueron responsables de ordenar el asesinato de innumerables disidentes, periodistas y opositores políticos", escribió Rubio. "Indicó que apoyará las sanciones a Putin por entrometerse en nuestras elecciones solo si cumplen la condición imposible de no afectar los negocios estadounidenses que operan en Rusia".

Sin embargo, añadió: "a pesar de mis reservas, apoyaré la designación del señor Tillerson en la comisión y en el pleno del Senado".

La Comisión prevé reunirse y votar por la tarde y el apoyo de Rubio prácticamente asegura la confirmación de Tillerson en el cargo.

La confirmación recibió el domingo el apoyo renuente de dos republicanos influyentes: John McCain de Arizona y Lindsey Graham de South Carolina.

El demócrata de mayor jerarquía en la comisión, Ben Cardin, dijo en un comunicado que no votará a favor de Tillerson, en vista de la negativa de éste a calificar las atrocidades de Rusia en Siria de crímenes de guerra o denunciar las matanzas extrajudiciales del presidente filipino Rodrigo Duterte como violaciones de los derechos humanos.

___

La periodista de The Associated Press Anne Flaherty contribuyó a este despacho.