Obama insiste en que no enviará soldados a Siria, pero defiende una acción militar contra Al Asad

  • Obama está convencido de que fue el Gobierno sirio quien mató a 1.000 personas con armas químicas el 21 de agosto en Damasco.
  • Con la experiencia de Irak y Afganistán en la memoria, Obama ha señalado que no piensa mandar soldados estadounidenses a Siria.
  • Aun así, el presidente americano defiende una acción militar que no implique el despliegue de tropas en territorio sirio.
  • "En qué clase de mundo viviríamos si EE UU permite que un dictador viole el derecho internacional utilizando armas químicas", ha señalado.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado en un discurso para la nación que no pretende enviar tropas a Siria, pero ha defendido la necesidad de utilizar la fuerza contra el régimen sirio. Según Obama, es una medida necesaria para evitar que vuelva a utilizar armas químicas.

En qué  mundo viviríamos si permitimos que un dictador viole el derecho internacionalObama ha afirmado desde el Salón Este de la Casa Blanca y en horario de máxima audiencia que está convencido de que fue el Gobierno sirio quien ordenó el ataque químico que mató a 1.000 personas, muchas de ellas niños, el pasado 21 de agosto en Damasco.

Con la experiencia de Irak y Afganistán en la memoria, Obama ha señalado que no piensa mandar soldados estadounidenses a Siria y que no pretende ordenar una acción que dé lugar a una guerra abierta, pero ha justificado la intervención: "En qué clase de mundo viviríamos si EE UU permite que un dictador viole el derecho internacional utilizando armas químicas", ha señalado.

"Las Fuerzas Armadas estadounidenses no se andan con medias tintas. Incluso un ataque limitado enviará a Al Asad un mensaje que ninguna otra nación puede dar", ha advertido el presidente. "Sería un golpe dirigido a lograr un objetivo claro: disuadir del uso de armas químicas y degradar las capacidades de Al Asad", enfatizó el mandatario.

Un ataque "limitado puede hacer que Al Asad, o cualquier otro dictador, se lo piensen dos veces antes de usar armas químicas", ha insistido .

El presidente ha pedido comprensión a los ciudadanos de Estados Unidos y les ha pedido que vean las imágenes de ataque del 21 de agosto para que comprendan por qué es necesaria una acción.

Tras explicar su postura, ha recordado que existe una propuesta de Rusia para que Siria entregue todo su arsenal químico por la vía pacífica y que por esa razón ha ordenado al Ejército que mantenga sus posiciones para mantener la presión sobre Al Asad y que ha pedido al Congreso que aplace las votaciones para autorizar la intervención.

"Es demasiado pronto para determinar si esta oferta tendrá éxito, y cualquier acuerdo debe verificar que el régimen de Al Asad cumple sus compromisos", ha explicado. "Esta iniciativa", ha admitido, "tiene el potencial de eliminar la amenaza de las armas químicas sin el uso de la fuerza, particularmente porque Rusia es uno de los más firmes aliados de Al Asad".

Las Fuerzas Armadas estadounidenses no se andan con medias tintas Obama ha recordado que el responsable de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry, se reunirá con el ministro de Exteriores ruso el próximo jueves para analizar la propuesta del desarme químico del régimen sirio. Además, ha dicho que él mismo se mantendrá en contacto con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Ha agregado que, tras consultas con Francia y el Reino Unido, Estados Unidos trabajará estrechamente con Rusia y China para tramitar una resolución ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que obligue a Asad a desarmarse y a destruir esas armas químicas bajo control internacional.

Obama ha reconocido que la idea de un posible ataque militar "no será popular", pero insistió en que la comunidad internacional no puede permitir el futuro uso de armas químicas que, de paso, envalentone a regímenes como el de Irán y que ponga en riesgo la seguridad en Oriente Medio.