El gobernador de Texas aseguró que su administración recortará los fondos del condado Travis, luego de que la jefa de policía del condado dijo que su departamento reduciría la cooperación con agentes federales de inmigración.

El diario The Austin American-Statesman reportó (http://atxne.ws/2iQZbfe ) que Sally Hernández anunció la semana pasada que reduciría la ayuda que su departamento brinda a agentes de inmigración para detener a sospechosos que podrían vivir en el país de manera ilegal. El condado de Travis incluye Austin.

A partir del 1 de febrero, los agentes del condado Travis mantendrán encarcelados a detenidos investigados por autoridades de inmigración sólo si están registrados por cargos relacionados a homicidio agravado, agresión sexual agravada o "continuo contrabando de personas".

De otra manera, los agentes federales deberán tener la orden de un tribunal o una orden de aprehensión firmada por un juez para que la cárcel del condado continúe albergando a una persona cuyo estatus de inmigración es cuestionado.

Hernández dio el anuncio mientras los republicanos de Texas se aprestan para prohibir las llamadas ciudades santuario durante la actual sesión legislativa.

En respuesta a Hernández, el gobernador Greg Abbott publicó en su cuenta en Twitter que su oficina recortará los fondos para el condado de Travis, "que va a adoptar políticas de santuario".

"Se avecinan sanciones más duras", tuiteó Abbott.

El gobernador ha convertido al tema en una prioridad de su agenda no oficial para 2017, y ha prometido en entrevistas y en redes sociales que convertirá en ley una "prohibición" a ciudades y gobiernos locales que son vistos como protectores de personas que radican en Estados Unidos sin autorización legal, y habrá sanciones como el recorte de fondos estatales. Organizaciones a favor de los inmigrantes y de los derechos civiles creen que tales promesas pueden conllevar a una discriminación racial.

El condado Travis podría perder hasta 1,8 millones de dólares en subvenciones debido a la exigencia de la oficina del gobernador de que acate órdenes para que reciba subvenciones.

El Departamento de Policía del condado Travis tiene un presupuesto de 169 millones de dólares, según el sitio de presupuesto de la entidad. Los 1,8 millones de dólares representarían 1% de ese presupuesto.

"El público debe tener confianza de que la agencia judicial local está enfocada en la seguridad pública local, no en la aplicación de la ley federal de inmigración", dijo Hernández a través de un anuncio por video.

___

Información de: Austin American-Statesman, http://www.statesman.com