La policía española arrestó a 75 personas y recuperó más de 3.500 reliquias y obras de arte al desmantelar una red internacional de tráfico de objetos culturales tras un operativo conjunto con las agencias de seguridad de otros 17 países europeos.

Las autoridades dijeron que recuperaron unas 500 piezas arqueológicas solo en Murcia, en el sur de España, entre ellas 19 que habían sido robadas del museo de arqueología local en 2014.

El operativo multinacional fue lanzado en octubre del año pasado y los arrestos se realizaron al mes siguiente. Fue dirigido por España y Chipre con el apoyo de otros 16 países, así como de la UNESCO y la Interpol.

Se informó que la mayoría de los objetos hurtados venían de países afectados por guerras.

La policía española no explicó por qué estaba anunciando los arrestos tantos meses después de ocurridos.