Un cazador de 28 años fue detenido en relación a las muertes de dos agentes rurales en un coto de caza en la provincia catalana de Lérida, en el norte de España, dijeron el sábado las autoridades.

El consejero de Interior de la generalidad de Cataluña, Jordi Jané, afirmó que ambos agentes fueron asesinados a tiros durante una revisión rutinaria de permisos, al parecer por el detenido de nacionalidad española, que en ese momento estaba de cacería con un arma sin licencia vigente.

Sin embargo, fue el mismo detenido quien llamó a la policía para decir que había disparado contra los 2 agentes mientras cazaba.

Posteriormente, Jané descartó la posibilidad de un accidente y declaró las muertes como un doble homicidio. Subrayó que el cazador actuó con violencia y estaba visiblemente angustiado, con una clara intención de matar y les disparó a ambos agentes en la cabeza.