La familia de la mexicana que murió en Six Flags en Texas pide un millón de dólares

  • La mujer falleció el 19 de julio al salir disparada de la montaña rusa.
  • Rosa Esparza, de 52 años, era una inmigrante mexicana de paseo.
  • Se alega que la atracción mecánica no tiene cinturones de seguridad.
Imagen de la Montaña rusa 'Texas Giant', en el parque de diversiones Six Flags, en Arlington, Texas.
Imagen de la Montaña rusa 'Texas Giant', en el parque de diversiones Six Flags, en Arlington, Texas.
Wikipedia.

La familia de una inmigrante mexicana que murió al caer de la montaña rusa del parque recreativo Six Flags Over Texas, en Arlington, suburbio de Dallas, acusó este martes de homicidio culposo a la empresa.

Six Flags sabía ya desde antes que los pasajeros corren riesgos La familia exige a través del recurso a Six Flags Over Texas el pago de más de un millón de dólares como indemnización por la muerte de Rosa Esparza.

La mujer, de 52 años, falleció el pasado 19 de julio después de salir disparada de su asiento en la montaña rusa.

El recurso judicial sostiene que el parque debería haber sido consciente de ese peligro, en montañas rusas sin cinturones de seguridad o arneses.

La montaña rusa conocida como "The Texas Giant" sólo cuenta con una barra de seguridad para proteger a quienes montan sus vagones.

Una montaña rusa similar en el parque Six Flags Fiesta Texas en San Antonio cerró después del accidente y volvió a abrir luego de que se le instalaran cinturones de seguridad a sus vagones.

"Six Flags sabía ya desde antes de 1978 que, en ausencia de un cinturón de seguridad, los pasajeros tienen un mayor riesgo de ser expulsado de la montaña rusa", argumenta la demanda presentada por el abogado de Dallas, Frank L. Branson.

La querella también sostiene que no hubo señales de alerta durante las inspecciones de la gigante de Texas antes del accidente.