La senadora federal por Nevada, Catherine Cortez Masto, fue una de 11 demócratas que el viernes votaron contra el nominado del presidente Donald Trump a secretario de Seguridad Nacional.

El Senado aprobó la confirmación del general John F. Kelly con 88 votos a favor y 11 en contra. Ningún republicano se opuso.

En un comunicado, Cortez Masto dijo que los muchos años de servicio que el general le ha dado al país le infunden respeto. Sin embargo, indicó que su conciencia le impide respaldarlo dados sus puntos de vista sobre la inmigración.

La ex secretaria de Justicia de Nevada ganó en noviembre el escaño que tenía Harry Reid, y con ello se convirtió en la primera mujer de ascendencia latina en la cámara alta federal.

Dice que le preocupa que Kelly no proteja completamente los derechos de los niños que inmigraron a Estados Unidos y que son "estadounidenses en todo salvo en sus documentos".