El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha pedido al Congreso que aplace la votación sobre una intervención militar en Siria para dar tiempo a estudiar la propuesta rusa sobre un posible control internacional del arsenal químico en manos del régimen de Bashar al Assad.

El Senado tenía previsto realizar este miércoles una votación para autorizar un ataque en Siria Obama se ha reunido este martes en el Capitolio con congresistas y les ha solicitado este aplazamiento. Según el presidente de la comisión de Servicios Armados de la Cámara Alta, Carl Levin, el mandatario "quiere tiempo" y analizar la "seriedad" de Rusia y Siria para poner bajo supervisión internacional y destruir el armamento químico en poder de Damasco.

El lunes, el Senado comenzó a debatir una resolución que respaldaría una acción militar sobre Siria. Obama solicitó dicho permiso para poder responder, de forma limitada, al supuesto ataque químico ocurrido a las afueras de Damasco el 21 de agosto y atribuido al régimen de Al Assad. Reid ha subrayado de que el Gobierno sirio tiene un "nivel de credibilidad extremadamente bajo".

El Senado, de mayoría demócrata, tenía previsto realizar este miércoles una votación para autorizar un ataque estadounidense en Siria, pero quedó aplazada de forma indefinida tras conocerse la propuesta de Rusia.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha advertido de que la propuesta de Moscú sólo tendrá éxito si Washington renuncia a la intervención militar que lleva semanas analizando.

Barack Obama ha mantenido este martes sendas conversaciones telefónicas con el primer ministro británico, David Cameron, y el mandatario francés, François Hollande, y los tres líderes han coincidido en la necesidad de seguir analizando "un amplio abanico de respuestas" al supuesto ataque químico.