Integrantes del bloque de congresistas hispanos demócratas se manifestaron el viernes contra el discurso de investidura del presidente Donald Trump.

"No ofreció una visión a futuro. Reiteró una filosofía aislacionista que va contra los principales valores estadounidenses", dijo la congresista por Michelle Lujan Grisham, presidenta del bloque. "Continúa azuzando los temores de la gente, y al hacer eso amenaza a la posición global de Estados Unidos".

Durante su discurso, Trump señaló que "cada decisión sobre comercio, impuestos, inmigración o relaciones internacionales se tomará para beneficio de los trabajadores estadounidenses y las familias estadounidenses". Y agregó: "recuperaremos nuestros empleos, recuperaremos nuestras fronteras, recuperaremos nuestra riqueza y recuperaremos nuestros sueños".

Durante su campaña electoral, Trump prometió construir un muro a lo largo de la frontera con México, renegociar el tratado de libre comercio suscrito con sus dos vecinos por considerar que perjudica a los trabajadores estadounidenses y deportar a los 11 millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin autorización.

La congresista por Nuevo México advirtió a Trump que de mantener su propuesta migratoria "corre el riesgo de convertir al partido republicano en el partido antiinmigrante. Exhortamos a nuestros colegas republicanos y al presidente a trabajar por una reforma migratoria integral".

Lujan Grisham, quien reemplazó este mes a la californiana Linda Sánchez al frente del bloque demócrata de congresistas hispanos, dijo que pese a sus críticas, "estoy preparada para trabajar con el presidente y su equipo".

Si bien cuenta con mayoría de su partido republicano en ambas cámaras, Trump necesitará lograr acuerdos con la minoría demócrata para impulsar sus prioridades.

El segundo a bordo en el caucus, el texano Joaquín Castro, expresó su expectativa de que Trump trabaje pronto con el bloque de hispanos demócratas, y lo exhortó a mantener el alivio migratorio que ampara a 750.000 inmigrantes traídos a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños.

Darren Soto, el primer congresista por Florida con ancestros puertorriqueños, y la californiana Norma Torres acudieron a la conferencia de prensa acompañados de inmigrantes beneficiados por el alivio migratorio dispensado en 2014 por Barack Obama y que Trump prometió anular.

Un grupo bipartidista presentó la semana pasada un proyecto de ley en ambas cámaras para extender durante tres años adicionales el alivio migratorio por vía legislativa.

Los congresistas ofrecieron su conferencia de prensa mientras Trump se dirigía a la Casa Blanca tras juramentarse horas antes en el Capitolio.

Legisladores y organizaciones hispanas criticaron con dureza esta semana al nuevo presidente estadounidense por haber conformado el primer gabinete sin integrantes hispanos en tres décadas.

--------

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo