El programador detenido recientemente en el aeropuerto de Barcelona es uno de los piratas informáticos más destacados de Rusia y es reclamado por Estados Unidos para responder por un fraude financiero informático de unos 5 millones de euros (5,3 millones de dólares), dijo el viernes la policía española.

Stanislav Lisov, de 32 años, fue detenido el pasado 13 de enero por agentes de la Guardia Civil.

Según un comunicado de este cuerpo, Lisov está acusado de desarrollar, distribuir y emplear un programa informático troyano conocido como "NeverQuest" para acceder a información bancaria y de tarjetas de crédito de millones de personas a través de computadoras personales o de instituciones financieras.

Las autoridades judiciales dijeron que se estudia la extradición de Lisov a Estados Unidos, donde viene siendo investigado desde 2014. Una juez ordenó su ingreso en prisión preventiva por la gravedad de los delitos de los que se le acusa y por considerar que existía riesgo de fuga puesto que el programador ya huyó de Estados Unidos anteriormente.