El exdirector de Volkswagen Martin Winterkorn negó el jueves haber tenido conocimiento inicial de la manipulación de un control de emisiones en los autos fabricados por la compañía, al declarar ante un comité parlamentario alemán que investiga el caso.

El ejecutivo de 69 años renunció al cargo en septiembre de 2015, días después de conocerse en Estados Unidos que Volkswagen usó un software que le permitía a sus coches diésel manipular los resultados en las pruebas de control de emisiones contaminantes y dijo entonces que no sabía nada del asunto.

"Como director ejecutivo yo asumí la responsabilidad", dijo a los legisladores el jueves. "Créanme, fue el paso más difícil de mi vida".

Flanqueado por dos abogados, Winterkorn dijo al panel en su declaración inicial que no era cierto que él estuviera al tanto de las manipulaciones antes de lo que se pensaba, como han indicado recientes reportes de prensa. Agregó que sigue buscando "respuestas satisfactorias" sobre lo sucedido.

Winterkorn dijo que no comentaría sobre detalles que son parte de una investigación penal por parte de los fiscales en Braunschweig, Alemania y declinó responder varias preguntas sobre lo que sabía y cuándo lo supo.

El exejecutivo, que describió su profesión como "ingeniero", dijo que era conocido por su "pasión por los detalles".

"No es comprensible por qué no se me informó temprano y claramente sobre los problemas de mediciones", dijo.

"Por supuesto que me pregunto si me perdí señales o las malinterpreté", añadió. No dio detalles sobre cuáles serían esas señales, a causa de la investigación en curso, que se centra en acusaciones de que altos ejecutivos de la compañía no les informaron a los inversionistas a tiempo sobre el escándalo.

Volkswagen instaló software en motores diésel que activaba los controles de control de gases contaminantes cuando los coches estaban siendo sometidos a pruebas de emisiones y los desactivaba una vez de regresaban a los caminos.