Un estudiante de 15 años que se suicidó después de balear a una maestra y a dos compañeros de clase en la cabeza en el norte de México había dicho a algunos compañeros que llevaría una pistola a la escuela al día siguiente, informaron el jueves las autoridades.

Aldo Fasci, vocero de seguridad del estado norteño de Nuevo León, dijo que los compañeros del menor de edad no le creyeron y aparentemente no lo denunciaron.

"Él sí comunico a algunos de los muchachos que iba a llevar un arma... no le creyeron", dijo Fasci. "No les dijo que iba a disparar".

Precisó que no se prevé aplicar medidas contra sus compañeros de clase por no haberlo reportado.

Fasci dijo que el arma pertenecía al padre del alumno. Éste y su padre eran grandes aficionados a la caza y por eso el agresor parecía manejar la pistola con habilidad.

"El niño también era aficionado de la cacería y por eso su destreza en el manejo de armas", agregó.

Un video del tiroteo captado por una cámara de vigilancia que fue filtrado y difundido en las redes sociales muestra al chico disparando con rapidez y aparente buena puntería. Un tiro que falló fue el primero que hizo a su propia cabeza. Volvió a cargar el arma y entonces sí se disparó en el mismo lugar.

Fasci dijo que se investiga quién filtró el video. Las primeras pesquisas dejan entrever que no lo hizo el primer agente que llegó al aula.

Las autoridades han rechazado los reportes iniciales de que el agresor había amenazado en sitios de internet que iba a realizar la balacera.

El tiroteo, el primero de esta magnitud en una escuela en México, estremeció al país. El presidente Enrique Peña Nieto afirmó en un mensaje televisado que "son hechos que resultan incomprensibles y nos hacen reflexionar".

Fasci dijo que el agresor murió y que su familia resolvió donar sus órganos.

Las tres víctimas con heridas en la cabeza se encontraban en estado extremadamente grave. Una cuarta víctima, herida en un brazo, fue dada de alta del hospital.