Una fuerza regional del oeste de Africa ingresó el jueves en Gambia en apoyo al nuevo presidente de ese país, quien asumió el cargo este día en la vecina Senegal, sin que el exgobernante Yahya Jammeh haya mostrado intenciones de dejar el poder.

El desplazamiento de los efectivos tuvo lugar poco después de la juramentación de Adama Barrow en la embajada de Gambia en Senegal tras el fracaso de las últimas negociaciones diplomáticas con Jammeh para garantizar su salida del poder. El periodo de gobierno de Jammeh expiraba a medianoche.

El portavoz del ejército senegalés, el coronel Abdoul Ndiaye, confirmó a The Associated Press que los primeros efectivos regionales cruzaron al interior de Gambia y se dirigían a la capital, Banjul. Periodistas de la AP vieron cuando al menos 20 vehículos se reunían en la localidad fronteriza de Karang.

En su discurso de asunción presidencial bajo fuertes medidas de seguridad, Barrow exhortó a Jammeh a que respete la voluntad del pueblo y deje el poder. El nuevo presidente también exhortó a las fuerzas armadas de Gambia a que permanezcan en sus cuarteles durante la intervención militar regional.

Poco después de la juramentación del nuevo presidente, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad una resolución en la que manifestó su "pleno respaldo" a Barrow, pidió la dimisión a Jammeh y condenó los intentos de éste para usurpar el poder.

La resolución también apoyó las acciones regionales para obligar a Jammeh a que respete los resultados de los comicios.

Afuera de la embajada de Gambia en Dakar, Baal Jaabang sostenía en lo alto un retrato recién enmarcado de Barrow con las palabras: "Su excelencia Adama Barrow, presidente de la República de Gambia".

"Estoy muy encantado, maravillosamente feliz hoy", afirmó. "Sin embargo, ahora la situación está en peligro de pasar a una lucha. Ningún gambiano —en la diáspora o en el país— desea que nuestra nación afronte un conflicto".

Barrow llegó la semana pasada a Senegal a recomendación de los mediadores del oeste de Africa, quienes temían por la seguridad de él debido a la crisis política.

Barrow llegó a la embajada y fue aclamado por centenares de gambianos que portaban banderas y se habían reunido en el lugar para echar un vistazo al nuevo presidente.

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press, Robbie Corey-Boulet, en Abiyán, Costa de Marfil; Edith M. Lederer, en Naciones Unidas; Ahmed Mohamed, en Nuakchott, Mauritania; y Bashir Adigun, en Abuya, Nigeria, y Carley Petesch.