El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, realizó el miércoles una visita sorpresa a su hotel en Washington D.C. y cenó en el establecimiento tras un par de actos para recaudar fondos en la capital.

Trump llegó a la ciudad por la tarde procedente de Nueva York para un evento en honor del vicepresidente electo, Mike Pence, en la National Portrait Gallery. Más tarde asistió a un acto en la Biblioteca del Congreso al que asistieron los posibles secretarios de su gobierno.

Luego de pronunciar discursos en ambos eventos, él y su caravana se detuvieron en el Trump International Hotel justo antes de las 21:30 horas.

La prensa no pudo acceder a ninguno de los dos eventos ni al hotel, pero un video publicado en la red social Instagram muestra al presidente electo recibido entre vítores y aplausos.

Durante su campaña, el empresario realizó frecuentes visitas inesperadas al lugar para revisar su construcción y celebró varios actos en el inmueble.

El hotel está ahora vetado a la prensa. Patricia Tang, directora de ventas y marketing de Trump International en Washington, dijo que los medios de comunicación tienen prohibido entrar a los terrenos del negocio hasta el domingo para proteger la privacidad de los huéspedes.

Tang confía en que la prohibición no viola el acuerdo de arrendamiento del hotel con el gobierno ni las leyes de hospedaje público de la ciudad.

El vuelo de Trump de regreso a Nueva York más tarde el miércoles fue el último a bordo de su avión privado como presidente electo.

Trump pasará la noche en Nueva York y tiene previsto regresar a Washington el jueves de manera definitiva.

Como es la tradición, pasará la noche previa a su investidura en la Blair House, la residencia de invitados presidenciales, en lugar de en su hotel en la Avenida Pennsylvania.