La junta federal de control que supervisa las finanzas de Puerto Rico dijo que se inclina por extender tanto la moratoria de deuda como el plazo para que el gobierno de la isla presente una nueva versión de su plan fiscal.

El organismo realizó el anuncio el miércoles al ordenar al nuevo gobernador de Puerto Rico que presente un plan que genere 4.500 millones de dólares anuales en ingresos y ahorros hasta 2019. Las autoridades señalaron que el territorio estadounidense debería reformar su sistema fiscal y reducir los gastos de salud y educación, así como el tamaño del gobierno.

Las autoridades indicaron que la junta podría aceptar el nuevo plan fiscal para el 28 de febrero y extender la moratoria de deuda hasta el 1 de mayo, pero solo con la condición de que se incluya que el gobierno no aceptará más préstamos y desarrollará un plan de liquidez.