Donald Trump dice que su toma de posesión atraerá "una multitud increíble, quizás sin precedente". Organizadores de la protesta convocada para el día siguiente la están llamando la mayor manifestación en la historia en contra de un nuevo presidente.

Exactamente cuántas personas participarán en ambos eventos pudiera no conocerse nunca.

Contar el número de personas en un evento público grande es mitad ciencia, mitad arte, y no va a haber un conteo oficial de cuántas personas asisten a las festividades de la juramentación el viernes ni a la Marcha de Mujeres en Washington el sábado.

Seguidamente algunas explicaciones de por qué es tan elusiva la medición de grandes concentraciones de personas.

___

TODO EMPEZÓ CON MARCHA DE 1995

Durante decenios, el Servicio Nacional de Parques proveyó estimados oficiales de la concurrencia para congregaciones en el National Mall en Washington. Eso cambió después de la Marcha del Millón de Hombres en 1995, una concentración de hombres negros que tuvo como objetivo mostrar una renovada dedicación a la familia y la solidaridad. El parque estimó que 400.000 personas asistieron a la marcha, lo que la hacía una de las mayores en la historia.

Pero los organizadores dijeron que lograron su objetivo de un millón de participantes. El líder de la Nación el Islam Louis Farrakhan, uno de los organizadores, amenazó con demandar al servicio de parques, diciendo que el conteo estuvo motivado por "racismo, supremacía blanca y odio a Louis Farrakhan". Estudiosos en la Universidad de Boston hicieron un análisis independiente y estimaron la concurrencia en más de 800.000.

No se presentaron demandas, pero la disputa fue suficiente para que el servicio de parque dejase de hacer los conteos. Al año siguiente, el Congreso aprobó una ley que prohibió que la agencia gastase fondos para calcular la asistencia en grandes concentraciones. Aunque esa cláusula no se repitió en actualizaciones subsiguientes de la ley, la agencia oficial mantuvo como política propia abstenerse de calcular las multitudes.

La agencia sí hace estimados para su planificación propia, pero no revela las cifras.

"No importa lo que hagamos, no importa lo que digamos, nadie nunca cree que estamos dando la cifra correcta", dijo el mayor J.J. McLaughlin, de la policía del servicio de parques.

___

CÓMO SE CUENTAN LAS MUCHEDUMBRES

Antes de dejar de contar, el servicio de parques estimaba multitudes estudiando fotografías aéreas. Usando un sistema de rejilla, el servicio dividía el Mall en secciones de área similar. Seguidamente contaba el número de personas en cada sección considerando lo apretado de la muchedumbre y asignando un número de personas por pie cuadrado.

Ese mecanismo de cálculo no ha cambiado mucho, dice Steve Doig, profesor de periodismo en la Universidad Estatal de Arizona, quien se especializa en la medición de asistencia a grandes eventos.

La cifra que se corresponde con una "multitud poco apretada" dice Doig, es de 10 pies cuadrados por persona, "que parece mucho, pero no lo es". Eso significa que la gente puede estirar los brazos y tocar a quienes estén más cerca.

"Una multitud más apretada sería quizás 6 o 7 pies cuadrados por persona", dijo. "Una concentración excesivamente ajustada sería de 3 ó 4 pies cuadrados".

Los cálculos de multitudes para eventos en Washington son difíciles debido a la falta de edificios altos y las restricciones sobre el paso de aeronaves sobre ese importante territorio, lo que dificulta la toma de fotos aéreas, expresó Doig.

Christopher Geldart, director de seguridad nacional para el Distrito de Columbia, ha dicho varias veces que estima que asistirán entre 800.000 y 900.000 personas para la toma de posesión. Advirtió que usará el confiable método de las rejillas para ofrecer su propio cálculo el lunes siguiente a la ceremonia.

___

Ben Nuckols en Twitter:

https://twitter.com/APBenNuckols