Un ladrón con una pistola automática y una granada se robó collares de diamantes y otras joyas de una tienda lujosa en Cannes, en la Riviera francesa, informaron el miércoles las autoridades.

Alain Guimbard, un vicefiscal en la vecina Grasse, dijo que el asaltante entró a la exclusiva tienda Harry Winston, en la Avenida La Croisette, haciéndose pasar por un cliente.

Guimbard dijo a la AP que el ladrón obligó al personal de la tienda a sacar joyas de los mostradores y dárselas a él.

El incidente tardó unos pocos minutos. El ladrón huyó y nadie quedó lastimado, dijo Guimbard.

Se estima que el valor total de las piezas robadas asciende a unos 15 millones de euros (16 millones de dólares).

Harry Winston es una cadena de joyerías basada en Nueva York. Sus piezas suelen ser usadas por celebridades en la entrega de los premios Oscar.