JPMorgan Chase pagará 55 millones de dólares para poner fin a un litigio federal según el cual corredores independientes que trabajaban para el banco discriminaron a personas de las minorías que querían hipotecas durante la crisis del sector de la vivienda.

Si bien la multa no representa un golpe financiero sustancial en relación al tamaño de la enorme institución financiera, ciertamente refleja cómo la crisis de las hipotecas fraudulentas sigue afectando al sector casi una década después.

Una demanda federal entablada el miércoles en Manhattan acusa a JPMorgan Chase & Co. de cobrar comisiones y tasas de interés más altas a clientes hipotecarios negros e hispanos de 2006 a cuando menos el 2009, lo que los obligó a pagar 1.000 dólares adicionales en promedio. La demanda asevera que la discriminación le costó a cuando menos 53.000 clientes decenas de millones de dólares en intereses y pagos excesivos, en violación a la ley nacional de vivienda.

En la demanda se afirma que Chase generó unos 260.000 préstamos hipotecarios a nivel mayorista durante esos años, de los cuales 40.000 fueron para solicitantes negros y otros 66.000 se destinaron a clientes hispanos. Dijo que la discreción a la hora de aplicar los cargos no se basó en el riesgo que representaba cada solicitante.

El banco neoyorquino negó haber cometido actos ilícitos y culpó a otros.

"Hemos accedido a llegar a un acuerdo en torno a estas acusaciones heredadas relacionadas con los precios establecidos por corredores independientes", dijo Elizabeth Seymour, portavoz de JPMorgan. "Rechazamos haber hecho algo ilegal y seguimos comprometidos en proporcionar acceso igualitario al crédito".

Si bien JPMorgan asegura que se trató de agentes independientes contratados por el banco, las autoridades federales insisten en que Chase mantenía el control y "estaba involucrado directa y ampliamente" en la elaboración de los contratos.

"Chase pudo, pero no lo hizo, haber vigilado mejor a sus corredores mayoristas para desalentar la discriminación de solicitantes de préstamos en base a su raza o nacionalidad", se afirma en la demanda.

Por otro lado, el Departamento del Trabajo informó el miércoles que está demandando a JPMorgan Chase por discriminar a sus propias empleadas. La agencia indicó que halló que cuando menos 93 empleadas en una división de banca de inversiones ganaron menos que los hombres en los mismos puestos desde cuando menos mayo de 2012.

JPMorgan dijo que intentó colaborar con la agencia y se sintió decepcionado de que interpusiera la denuncia.

____

Ken Sweet está en Twitter como @kensweet.