Tropas iraquíes tienen "pleno control" del este de Mosul tras expulsar al grupo extremista Estado Islámico de esa parte de la ciudad norteña, anunció el ejército.

El éxito de las tropas de Bagdad "no tiene precedentes", dijo el teniente general del ejército Talib Shaghati, que comanda las fuerzas antiterroristas iraquíes.

La conquista, más de tres meses después del inicio de la operación para liberar Mosul, se produce tras los avances conseguidos en días recientes por las fuerzas de Bagdad en los últimos barrios controlados por la milicia extremista, acercándose al rio Tigris que divide la ciudad.

Mosul, la segunda ciudad del país y el último feudo urbano de Estado Islámico en Irak, cayó en manos de los radicales en el verano de 2014, tras una rápida ofensiva extremista en el norte y oeste del país, además de en Siria.

Shaghatai, quien habló con la prensa en el poblado de Bartela, al este de Mosul, declaró que se están elaborando planes de retomar el sector occidental de la ciudad. No reveló cuándo comenzaría esa etapa del operativo.

El avance no fue fácil, y estuvo obstruido por la dura resistencia de los milicianos, la presencia de civiles atrapados en sus viviendas y por el mal clima.

Sin embargo continuaban las escaramuzas en algunos sectores, especialmente a orillas del río Tigris, dijo el mayor Alí Hussein, de las fuerzas especiales iraquíes. Añadió que su unidad sigue esforzándose por avanzar en la zona de Ghabat a la orilla del río. Se escuchaba ahí el tableteo de las ametralladoras, y por lo menos un civil fue herido por un mortero.

Pero algunos comandantes en el campo de batalla contradijeron las aseveraciones de Shaghati de que se consiguió "el pleno control" del este de Mosul. El teniente general Abdul-Amir Raid Yar Ala dijo que el sector oriental "todavía no ha sido totalmente liberado... la lucha continúa".

Yar Ala, comandante de las operaciones militares en Nínive, la provincia de la cual Mosul es la capital, dijo que las fuerzas especiales "han cumplido con su deber en el este de Mosul.

El desafío de reconquistar el oeste de Mosul será un desafío para las fuerzas iraquíes, a pesar de que cuentan con respaldo de la coalición dirigida por Estados Unidos, y de milicias sunís y chiís. El sector occidental de la ciudad está surcado de estrechos callejones y antiguos edificios, lo que complicará la lucha urbana.

___

La corresponsal de la AP Susannah George contribuyó a este despacho desde Mosul, Irak.