La captura del sospechoso del ataque en Año Nuevo en un club nocturno de Estambul proporcionará más información sobre las operaciones del grupo extremista Estado Islámico en Turquía, afirmó el miércoles el ministro turco de Justicia.

El supuesto responsable fue detenido en una operación policial en Estambul el lunes por la noche. Las autoridades lo identificaron como un ciudadano uzbeco entrenado en Afganistán que realizó el ataque para la milicia radical.

Su detención develará "información importante" sobre los métodos de operación del grupo EI y mejorará la capacidad de las fuerzas de seguridad para frustrar atentados, dijo Bekir Bozdag.

El grupo extremista reivindicó el ataque, en el que murieron 39 personas. Las autoridades turcas dicen que el sospechoso ha confesado.

El ministro afirmó que no hay dudas de que el ataque fue obra del grupo EI, y señaló que "los lazos de este acto con (EI) están tan claros como el agua".