El vicepresidente electo Mike Pence prometió el martes a un grupo de alcaldes que el gobierno de Donald Trump realizará una importante inversión en infraestructura, y dijo a diplomáticos que Trump y su entrante equipo comparten "un compromiso para vincularnos con todo el mundo".

En una reunión de la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos, Pence manifestó que Trump le dijo que transmitiera que "vamos a hacer una iniciativa de ley de infraestructura, y va a ser grande".

Trump, quien lamentó constantemente durante su campaña el estado de los puentes, carreteras y aeropuertos del país, prometió invertir un billón de dólares en gasto de transporte e infraestructura, aunque ha proporcionado pocos detalles.

Pence dijo además que el nuevo gobierno trabajará con las ciudades como socios. Sobre la ceremonia de investidura presidencial del viernes, dijo que marcará "el amanecer de una nueva era para nuestro país; es una era de crecimiento y oportunidad y de renovada grandeza para Estados Unidos".

Por otro lado, Trump realizó el martes su primer viaje a Washington en semanas, cuando se aproximan las festividades por su juramentación al cargo.

Trump voló para asistir a la cena formal de caridad en honor de Tom Barrack, su viejo amigo y director del Comité de Investidura Presidencial. La denominada Chairman's Global Dinner atrajo a casi 150 diplomáticos y embajadores, a donantes adinerados, a quienes pronto serán parte del personal de la Casa Blanca y a nominados para el gabinete.

"Nosotros tenemos gran respeto por su países. Tenemos gran respeto por nuestro mundo", dijo Trump al grupo después de que fue presentado por Pence, quien aseguró que el futuro presidente deseaba vincularse con el mundo, a pesar del mantra "Estados Unidos Primero".

"No estoy seguro de que los medios de comunicación nacionales aquí en Estados Unidos comprendan por completo al presidente electo. Les puedo asegurar que el mundo lo hará", dijo Pence, quien agregó que Trump "será un presidente que ponga a Estados Unidos primero, pero trabajaremos cada día con naciones de todo el mundo para conseguir la paz y prosperidad de nuestros aliados y de nuestros amigos a lo largo y ancho del mundo".

Se prevé que el presidente electo regrese a Nueva York después de la cena. Realizará su viaje definitivo a Washington el jueves para asistir a un concierto en el Monumento a Lincoln y quedarse en la Casa Blair, la residencia presidencial para huéspedes, como es costumbre para los presidentes entrantes en la noche previa a su investidura.

El martes en Nueva York, Trump se reunió con Dennis Muilenburg, director general de Boeing. Trump ha criticado el costo del programa Air Force One de Boeing.

"Logramos algún gran avance para afinar los requerimientos del (avión presidencial) Air Force One, para simplificar el proceso, simplificar ciertos aspectos; todo ello conducirá a una mejor aeronave a un costo más bajo", dijo Muilenburg después de la reunión. Agregó que Trump "está haciendo un buen trabajo como un agente de negocios", y señaló que habrá más conversaciones.

___

Los periodistas de The Associated Press Julie Pace y Jill Colvin en Washington y Steve Peoples en Nueva York contribuyeron a este reporte.

___

Lemire está en Twitter como http://twitter.com/@JonLemire