El presidente boliviano Evo Morales anunció que usará 150 millones de dólares del fondo de pensiones para otorgar créditos a los productores agrícolas afectados por una fuerte sequía, se informó el martes.

Los empresarios agroindustriales, pequeños productores y el gobierno llegaron a un acuerdo para impulsar al sector con préstamos con tasas de 7% y 9% y hasta 10 años de plazo. "Felizmente hemos llegado a un buen acuerdo. Quiero informarles que se va a disponer el 5% del fondo de pensiones para un crédito agropecuario", dijo el mandatario tras una reunión con el sector.

El viceministro de Pensiones, Mario Guillén, dijo en una entrevista con la televisora estatal Bolivia TV que la ley permite que se hagan inversiones de hasta el 5% de la cartera de pensiones que suma unos 13.500 millones de dólares. "Esta medida ha sido bien pensada", explicó.

Sin embargo, el experto en fondos de pensiones, Alberto Bonadona, dijo a The Associated Press que es una medida que carece de legalidad. "Para usar el dinero de los trabajadores se hace un análisis y se consulta con empresas entendidas en riesgo. Además, este dinero no es del gobierno para que lo maneje como le da la gana, es de los trabajadores. A ellos debió consultarles", dijo Bonadona.

La medida no fue bien recibida entre algunos sectores trabajadores, como maestros y jubilados, quienes salieron a protestar y convocaron a una protesta masiva en los próximos días. "No vamos a permitir que tomen nuestros ahorros para la vejez y los mal gasten", dijo el dirigente de los jubilados, Gróver Alejandro.

Por su parte, el senador opositor, Óscar Ortiz, mencionó que el sector agrícola necesita ayuda, pero no es necesario tocar el fondo de pensiones sino hasta ver otras opciones.

El sector agrícola se ha visto fuertemente golpeado por el fenómeno climático de El Niño, que provocó sequías e inundaciones en distintas zonas del país. El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Julio Roda, dijo que la medida anunciada por Morales favorecerá sobre todo a los pequeños productores e indicó que el sector perdió al menos 400 millones de dólares en 2016.