Un fallo provisorio del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ordenó el martes a Rusia pagar indemnización y rembolsar los gastos legales a estadounidenses a los que se prohibió la adopción de niños rusos.

Rusia tiene plazo de tres meses para apelar la decisión.

El panel de siete jueces, uno de los cuales es ruso, resolvió por unanimidad que la aplicación por Rusia de una ley de 2013 que prohíbe a los estadounidenses adoptar niños rusos es discriminatoria. Más de 200 familias estadounidenses estaban en trámites de adopción cuando entró en vigor la ley.

La demanda fue presentada por 45 estadounidenses que realizaban las últimas etapas de los trámites.

La corte dijo en un comunicado de prensa que otorgaba 3.000 euros (3.180 dólares) en daños a cada pareja de eventuales padres más 600 dólares (565 euros) por costos legales.