Ucrania presentó una demanda contra Rusia en el tribunal supremo de Naciones Unidas, en la que acusa a Moscú de anexar ilegalmente la península de Crimea y financiar ilícitamente a grupos separatistas.

Kiev también pide una compensación por incidentes mortales, incluyendo el derribo de un avión de Malaysia Airlines en 2014.

En la demanda anunciada el martes por el Tribunal Internacional de La Haya, Kiev acusa a Moscú de "intervenir militarmente en Ucrania, financiar actos de terrorismo y violar los derechos humanos de millones de ciudadanos de Ucrania".

Alega además que la toma de Crimea "desafió descaradamente la Carta de Naciones Unidas, por capturar una parte del territorio soberano de Ucrania a través de la fuerza militar".

Los combates entre las fuerzas del gobierno ucraniano y los separatistas respaldados por Rusia han dejado un saldo de más de 9.600 muertos desde su inicio en 2014. Ucrania y los separatistas firmaron una tregua de cese de fuego y avances.

Rusia anexó la Península de Crimea en marzo de 2014 y la controla desde entonces.

Por el momento no se anunció una fecha para las audiencias en el caso, y probablemente pueda tardar varios meses.

La demanda pide a la corte que sentencie que Rusa es legalmente responsable del derribo del Vuelo MH17 y otros crímenes.

Una investigación penal internacional el año pasado determinó que un misil que destruyó el jet de pasajeros de Malaysian sobre Ucrania en 2014 y mató a las 298 personas a bordo fue disparado por un lanzador móvil introducido desde Rusia y devuelto rápidamente a ese país.

Moscú sostuvo que las conclusiones de la investigación encabezada por Holanda eran "tendenciosas motivadas políticamente".

Ucrania pidió a la corte que aplique medidas interinas mientras procede la demanda, tales como ordenar a Moscú que detenga la entrega de fondos y armas a los rebeldes separatistas y desista de perseguir a los tártaros en Crimea.

Los fallos de la corte son inapelables y legalmente vinculantes.