Grupos de ayuda humanitaria revisaron a al menos 170 el número de posibles muertos en el naufragio de un bote migrante este fin de semana tras zarpar de Libia.

La Organización Internacional para las Migraciones y la agencia de refugiados de Naciones Unidas aumentaron su estimación tras entrevistar a los cuatro sobrevivientes del naufragio, que llegaron el lunes a Trapani, Sicilia, a bordo del buque noruego de rescate Siem Pilot.

Los sobrevivientes son tres hombres y una mujer, procedentes de Etiopía y Eritrea. Dijeron haber zarpado de Libia en una embarcación de madera que empezó a hacer aguas y se hundió después de que se rompiera el motor.

Unas 170 personas desaparecieron, según los sobrevivientes, que dijeron haber pasado horas en el agua hasta ser rescatados el sábado.

Los sobrevivientes, que sufrían conmoción y agotamiento, fueron hospitalizados.