El gobierno de Costa Rica presentó una queja contra Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia por el establecimiento de un campamento militar en una zona considerada parte de su territorio.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica aseguró el lunes que Nicaragua estableció este campamento en un sector de la playa de la Isla Portillos, en el extremo noreste del país, que la CIJ declaró costarricense en una sentencia del 16 de diciembre del 2015.

En su petición, Costa Rica también ha pedido que se delimite una barra de arena que separa la Laguna Los Portillos, o Harbor Head Lagoon, como la llama Nicaragua, del territorio costarricense.

"A raíz de significativos cambios en la costa caribeña a lo largo de varias décadas, en la sentencia del 16 de diciembre de 2015, la Corte Internacional de Justicia señaló que no se determinaba una delimitación más precisa de la situación fronteriza de ese punto. Nicaragua, aprovechando esta situación, ubicó un campamento militar en la playa costarricense de Isla Portillos, que ha generado que obliga a Costa Rica, una vez más, a acudir a la Corte", expresó el canciller Manuel González.

Costa Rica solicitó a la CIJ que acumule este caso con los que aún están pendientes respecto a la definición de los límites marítimos entre ambos países.

San José también solicitó a la Corte que se encargue de definir el monto de indemnización que debe pagar Nicaragua tras la sentencia de diciembre del 2015, en la que se determinó que personal nicaragüense ocupó y provocó daño ambiental en territorio costarricense en octubre del 2010.

El gobierno del presidente Luis Guillermo Solís solicitó a Managua un monto de 6,7 millones de dólares, y pese a la manifestación del presidente Daniel Ortega en la que expresaba su anuencia a pagar, el dinero no ha sido girado.