El grupo Estado Islámico reivindicó un ataque a tiros que según dijo mató a un soldado jordano hace pocos días.

La unidad noticiosa del grupo extremista, Amaq, dijo que una "unidad de seguridad" mató el 6 de enero al soldado Bassam Hurani en la provincia de Maán, en el sur de Jordania, según informó el lunes la organización estadounidense SITE Intelligence Group, que monitorea las comunicaciones de los islamistas.

Jordania participa en la coalición internacional que batalla contra el grupo Estado Islámico en Siria e Irak. Es por eso que el grupo tiene a Jordania en la mira e incluso perpetró allí un ataque a tiros en diciembre.

En el comunicado emitido tras el suceso en Maán, la policía jordana no identificó a la víctima, más allá de decir que fue abatida cuando recolectaba leña a la vera de un camino acompañada de familiares. La policía ha informado que detuvo a persona de la zona en conexión con el hecho.