Las reuniones entre los delegados del gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional se desarrollaban el lunes por cuarto día y en un clima distendido, informó esa guerrilla.

En su cuenta de Twitter el ELN publicó que "se encuentran reunidas las dos delegaciones y los países garantes en un buen ambiente de trabajo".

Los encuentros, que buscan establecer las bases para futuras negociaciones encaminadas a negociar una paz definitiva tal como lo hizo el gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se llevan a cabo en secreto en el norte de Ecuador.

Originalmente ambos bandos habían pactado iniciar las conversaciones públicas el 10 de octubre, pero el presidente colombiano Juan Manuel Santos no envió a última hora a sus representantes luego de que la guerrilla se negara a liberar al ex congresista Odín Sánchez. El ELN, por su parte, acusó al gobierno de no indultar a dos guerrilleros detenidos.

Entonces se fijó una nueva fecha, 17 días más tarde, que tampoco se cumplió.

El jefe del equipo negociador del ELN es el denominado comandante Pablo Beltrán, mientras que del lado del gobierno está Juan Camilo Restrepo.

Las negociaciones son acompañadas por integrantes de los países garantes: Ecuador, Noruega, Chile, Cuba y Venezuela.

Los acercamientos entre el gobierno y el ELN empezaron en 2013 con reuniones secretas, algunas de ellas cumplidas en suelo ecuatoriano.

Según las autoridades el ELN cuenta con unos 1.500 miembros.