El presidente Barack Obama conmemoró el lunes el aniversario del acuerdo nuclear con Irán advirtiéndole al próximo gobierno que el pacto no será fácil de anular y que es preferible a la guerra.

Obama recordó que el acuerdo se logró tras años de negociaciones entre Irán y otros seis países y no es solamente entre Irán y Estados Unidos. Dijo que una solución diplomática que impide a Irán obtener armas nucleares es preferible a un poderío iraní "irrestricto" o a otra guerra en el Medio Oriente.

El presidente electo Donald Trump, quien será juramentado el viernes, prometió durante la campaña anular o renegociar el acuerdo.

En 2015 Irán accedió a limitar su capacidad de enriquecer uranio a cambio del levantamiento de algunas sanciones económicas.