Un tiroteo en una popular discoteca de la ciudad turística de Playa del Carmen dejó la madrugada del lunes al menos cinco muertos, entre ellos cuatro extranjeros, y 15 heridos, informaron las autoridades.

El fiscal del estado de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech, dijo en conferencia de prensa que el tiroteo ocurrió alrededor de las 2:30 de la madrugada en la discoteca Blue Parrot, donde se clausuraba el festival de música electrónica BPM.

Entre los fallecidos están un colombiano, dos canadienses y un italiano, según las autoridades.

Tres de los muertos formaban parte del equipo de seguridad del evento, que tuvo lugar al sur de Cancún, según la página oficial de Facebook del festival.

No está del todo claro cómo ocurrieron los hechos porque el fiscal dijo en un primer momento que el tiroteo se originó dentro del local pero luego su oficina en un comunicado dijo que empezó cuando el personal de seguridad del lugar impidió la entrada a un hombre que, ante esta negativa, comenzó a disparar.

Tanto la fiscalía como los organizadores del festival hablan de un atacante aislado, pero el ayuntamiento de Playa del Carmen, en otra nota de prensa, refiere a varios atacantes aunque no ofrece más datos.

La embajada de Italia confirmó la muerte de uno de sus ciudadanos. La de Canadá, por su parte, solo confirmó el fallecimiento de un canadiense pero indicó que investigan la posible muerte de un segundo.

La fiscalía dijo que al menos un canadiense y el colombiano eran del equipo de seguridad del festival.

La cuarta víctima fue una mujer murió en consecuencia de una caída, cuya identidad y nacionalidad no se ha dado a conocer, y una quinta persona murió en el hospital al ser atendido por varios impactos de arma de fuego, añadió la nota de prensa.

En su comparecencia pública, Pech descartó que se haya tratado de un ataque terrorista aunque no quiso entrar a especular sobre el móvil del ataque e indicó que en el lugar se hallaron 20 casquillos de bala de diferentes armas. No está claro si alguna de ellas pertenecía a los guardias de seguridad.

El tiroteo sembró el pánico y hubo una estampida tanto dentro del club, junto a la playa, como en los alrededores donde aparentemente perdió la vida la mujer.

De los 15 heridos, otra mujer, una mexicana, se encuentra grave, y cinco personas, incluidos dos estadounidenses y un canadiense, ya fueron dados de alta.

El fiscal dijo que hubo otro incidente con intercambio de disparos en un lugar cercano a la discoteca y que tres personas fueron detenidas pero todavía no se sabe si estos hechos tienen relación con el ataque en el Blue Parrot.

Antes de las declaraciones del fiscal, el jefe de policía de Quintana Roo, Rodolfo del Ángel, había informado a la cadena de televisión Milenio que el tiroteo fue el resultado de un desacuerdo entre las personas dentro de la discoteca y que los guardias de seguridad fueron atacados cuando trataron de contener la disputa.

El Festival BPM publicó una declaración en la que informó que el ataque involucró "un sujeto solitario". "Este acto de violencia inició en Calle 12 frente al club y tres miembros del equipo de seguridad de BPM están entre esas vidas que perdimos, mientras trataban de proteger a los asistentes en el interior de la sede", precisó.

"Estamos conmovidos con el dolor de este acto de violencia sin sentido, y cooperando plenamente con la policía local y funcionarios del gobierno a medida que continúan su investigación", agregó.

Playa del Carmen es un popular destino turístico que en gran medida se ha salvado de la violencia que ha golpeado otras partes de México.