Las autoridades de Bahrein anunciaron el domingo la ejecución de tres hombres hallados culpables de un ataque letal contra la policía. Es la primera ejecución en el reino desde el movimiento inspirado por la Primavera Árabe que sacudió el país en 2011.

Según la fiscalía, las penas capitales fueron ejecutadas el domingo. La sanción fue la primera en aplicarse desde 2010 y en la víspera provocó disturbios entre activistas y policías.

En 2015, Abbas al-Samea, Sami Mushaima y Ali al-Signace fueron hallados culpables de matar a dos ciudadanos de Bahrein y a un policía emirato en un ataque con bomba un año antes. Un tribunal de Bahrein ratificó la pena la semana pasada.

Bahrein es una pequeña nación insular cerca de Arabia Saudí, que sigue enfrentando — aunque a poca escala — disturbios de la población chií, que se siente marginada por la monarquía suní.