Siria "saluda" la propuesta rusa de tener un control internacional sobre sus armas químicas

  • Los rusos instan a Damasco que proceda a "la destrucción de esas armas".
  • El presidente sirio vuelve a advertir a quienes den el paso de atacarles.
  • GRÁFICO: El equilibrio de fuerzas militares en la zona.

Siria ha "saludado" la propuesta rusa sobre control de armas químicas lanzada este lunes por su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, quien instó previamente a Damasco a cooperar con la comunidad internacional en el control de estas armas y en su total destrucción para evitar un ataque liderado por Estados Unidos.

"Si poner bajo control las armas químicas en Siria ayuda a evitar el ataque (contra este país), Rusia se sumará inmediatamente a este proceso" para pedir a Damasco que coopere y que proceda "a la destrucción total de estas armas", dijo Lavrov en una comparecencia ante la prensa.

El ministro apoyó así la oferta que le hizo al Gobierno sirio de Bachar al Asad el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien aseguró en Londres que EE UU no atacará Siria si Damasco entrega antes de la próxima semana todas sus armas químicas.

Lavrov hizo su declaración poco después de reunirse con su colega sirio, Walid Muallem, cuando ambos se mostraron confiados en que, pese a la gravedad de la situación, aún hay margen para un arreglo político al conflicto sirio, aunque advirtieron de que una intervención militar exterior podría arruinar esa posibilidad.

Este encuentro tuvo lugar un día antes de que Obama se dirija a la población de EE UU Este encuentro tuvo lugar un día antes de que el presidente de EE UU, Barack Obama, se dirija a la población de su país para explicar su anunciada decisión de atacar objetivos militares en Siria. El mensaje de Obama coincidirá con el comienzo del debate en el Congreso de EE UU sobre la decisión de lanzar un ataque "limitado" contra objetivos del régimen del presidente sirio en represalia por un presunto ataque con armas químicas contra la población civil, que Washington considera demostrado.

"No sabemos si lo van a aceptar en Siria, pero (si la oferta de Kerry es cierta) nos ponemos inmediatamente a trabajar con Damasco" a fin de convencer a su Gobierno de que acepte la propuesta y coopere con la comunidad internacional, subrayó Lavrov. Dijo que ya le ha trasladado la renovada postura de Rusia al jefe de la diplomacia siria.

"Esperamos una rápida, y espero que positiva respuesta", recalcó el ministro ruso. Rusia insta a Siria "no sólo a poner bajo control internacional los lugares donde se guardan las armas químicas, sino también a proceder a su posterior destrucción y además sumarse plenamente a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas", según Lavrov.

En la rueda de prensa con Muallem, Lavrov agregó que Moscú y Damasco están convencidos de que "aún hay posibilidades de un arreglo político" al conflicto en el país árabe.