Una tormenta invernal que dejó hielo y nieve desde Mississippi a Maine ha causado un frío tan intenso que negocios y escuelas han cerrado en el sur porque no se ha descongelado la región.

Cuatro fallecimientos se atribuyen al temporal, que dejó más de 30 centímetros (un pie) de nieve en el sur de New England, y que podría hacer que la temperatura descienda bajo cero en partes de North Carolina por primera vez en más de 20 años. El exgobernador de Mississippi, William Winter, sufrió una caída debido al hielo en el camino de su cochera.

En tanto, la Costa Oeste se prepara para la próxima tormenta, que podría traer hielo paralizante al oeste de Oregon y fuertes lluvias a las montañas de California que están cubiertas de nieve en esta época del año. Los meteorólogos advirtieron sobre posibles aludes y las peores inundaciones en más de una década.

En la costa este, los problemas peores y persistentes estaban previstos para North Carolina, donde cayeron el sábado en algunos lugares 25 centímetros (10 pulgadas) de nieve y aguanieve, y siguió un intenso frío congelante.

Los meteorólogos pronosticaron que las temperaturas no rebasarán el punto de congelación en gran parte del estado antes del martes en la tarde, un gran problema en un lugar donde las autoridades dependen de que un clima usualmente moderado derrita el hielo y la nieve en las rutas menos transitadas.

Una persona falleció el domingo en la mañana en el condado Montgomery cuando el vehículo en el que viajaba patinó, se salió de la carretera interestatal 73/74 y se estrelló contra un árbol, dijo el domingo el gobernador Roy Cooper.

Otra historia tuvo un final feliz. Dos escaladores perdidos más de un día en las gélidas montañas de North Carolina, sin comida ni agua y provistos sólo de una pequeña fogata para calentarse, fueron rescatados en una zona donde la nieve daba hasta la cintura.

Un helicóptero equipado con un dispositivo que puede detectar el calor encontró a los escaladores el sábado alrededor de las 5 de la tarde en la zona de Shining Rock Wilderness, a unos 40 kilómetros (25 millas) al suroeste de Asheville. Cooper dijo que los socorristas pudieron llegar hasta ambos hombres unas dos horas después.

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press, Ben Finley, en Virginia Beach, Virginia; Martha Waggoner, en Raleigh, North Carolina; Jonathan Drew, en Durham, North Carolina; Tom Foreman Jr., en Winston-Salem, North Carolina; Olga R. Rodriguez, en San Francisco; Emily Wagster Pettus, en Jackson, Mississippi; Bob Salsberg, en Boston, y John Nicholson, en Nueva York.