El hombre que disparó contra un funcionario del consulado estadounidense en la ciudad occidental de Guadalajara ha sido capturado, informaron el domingo fiscales de México.

La Procuraduría General de la República indicó que "se logró la localización y aseguramiento de un individuo de nacionalidad estadounidense, presuntamente involucrado en este incidente, mismo que será expulsado y repatriado a los Estados Unidos de América donde se determinará su situación jurídica".

La dependencia expresó "su más profunda consternación ante el ataque artero y cobarde que sufrió un funcionario" y dijo que la víctima permanecía hospitalizada en condición estable.

No se ha dado a conocer el nombre del sospechoso y las autoridades no comentaron sobre un posible motivo del ataque.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, emitió un comunicado agradeciendo a México por la pronta detención.

"A nombre del presidente Obama y el pueblo estadounidense, quiero agradecer al gobierno mexicano por su pronto y decisivo arresto del sospechoso del atroz ataque en contra de nuestro colega Oficial de Servicios en el Extranjero", declaró Kerry. "Mis pensamientos y oraciones están con el agente y su familia durante estos momentos complicados. Le deseamos una pronta recuperación".

La embajada de Estados Unidos no ha identificado al funcionario, a quien le dispararon en su auto el viernes en Guadalajara. La prensa local identificó a la víctima como Christopher Ashcraft, cuyo perfil en redes sociales lo identifica como funcionario consular en Guadalajara desde 2016.

El FBI había ofrecido una recompensa de 20.000 por información del agresor, y circularon varias imágenes tomadas de videos de vigilancia del sospechoso.

El estado de Jalisco está dominado por el ultra violento cartel Jalisco Nueva Generación. No hubo evidencia inmediata de algún vínculo de la organización delictiva en el ataque.

La embajada exhortó a los ciudadanos a limitar su actividad en el área de Guadalajara.

"En tanto continúan las investigaciones del tiroteo en contra del empleado del consulado de los Estados Unidos, ocurrido el 6 de enero, les pedimos a los ciudadanos estadounidenses en Guadalajara que limiten trasladarse fuera de sus hogares y lugares de trabajo al menos de que sea necesario", indicaba el mensaje de seguridad de la embajada.

"Asimismo no usar rutas predecibles para sus traslados esenciales", continuaba la declaración. "Deberían cambiar sus horarios y rutas".

No quedó claro si era una referencia al aparente acoso que sufrió el funcionario consular de Estados Unidos por parte de su agresor y lo que parecía ser un intento directo de matarlo.

El video de vigilancia del ataque muestra al pistolero siguiendo al funcionario, que iba vestido de shorts, en un estacionamiento. El agresor no parece intentar acercarse al funcionario mientras camina, en su lugar espera a que salga del estacionamiento en su vehículo y dispara hacia el parabrisas.

Aunque empleados consulares y otros agentes de Estados Unidos han sido atacados en México en el pasado, los agresores han solido argumentar que los ataques se han debido a un error de identidad.