Israel dejará en libertad a un palestino empleado de la ONU siete meses después de arrestarlo bajo acusaciones de tener vínculos con el grupo islamista Hamas.

Waheed Borsh fue arrestado en julio acusado de usar su cargo en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para ayudar al grupo islamista.

Según el expediente, Israel llegó a un acuerdo con Borsh para sentenciarlo al tiempo ya cumplido tras las rejas tras haber confesado. El abogado de Borsh había dicho que éste no tenía intenciones de ayudar al Hamas. Borsh será puesto en libertad la semana próxima dijeron autoridades.

El PNUD emitió un comunicado afirmando que la medida confirma que la agencia "no cometió delito alguno".