Un fuerte temporal de viento y lluvia azotó el martes a la capital uruguaya y zonas aledañas y dejó un saldo de 17 personas heridas, una de ellas grave, informó el Sistema Nacional de Emergencias.

En el centro de Montevideo el fuerte viento hizo estallar las vidrieras de los comercios, mientras que en toda la ciudad cayeron árboles, dañando viviendas y automóviles. Las autoridades dijeron que recibieron 1.206 llamadas de auxilio, 295 de las cuales requirieron la intervención de los bomberos.

El Instituto Nacional de Meteorología, que no había advertido previamente del fenómeno, dijo que la capital fue azotada por vientos de hasta 105 kilómetros por hora. Según este organismo oficial, nuevas tormentas intensas podrían producirse en las próximas horas en otros puntos del país.